sábado, 16 de enero de 2016

El Huerto de Hinneni. Ficha informativa nº 1 ALOE VERA (SAVILA).


 ALOE VERA (SÁBILA)

El nombre genérico aloe proviene del término árabe alloeh y de su sinónimo hebreo hallal, que significa sustancia brillante y amarga. La procedencia del otro nombre con el que se le conoce, sabila es atribuido a una deformación del vocablo árabe Çabila que significa planta espinosa. 

Esta planta está causando furor entre los que se acercan al mundo de las plantas medicinales, pero en realidad no estamos haciendo otra cosa que redescubrir lo que los árabes ya practicaban siglos atrás.

En Andalucía existían grandes plantaciones de áloes en tiempo de los árabes, entusiastas propagadores del uso medicinal del aloe.

Es originaria de África Oriental y Meridional. 

El aloe vera produce dos sustancias, un gel y un látex, que se usan para los medicamentos. El gel de aloe es la sustancia transparente, como gelatina, que se encuentra en la pulpa de las hojas de la planta de aloe. El látex de aloe se obtiene de justo debajo de la piel de la planta y es de color amarillo. Algunos productos de aloe se hacen a partir de la hoja entera y triturada, de manera que contienen tanto el gel como el látex.

Requieren lugares iluminados para su cultivo y no precisa mucha agua.

La mayoría de las personas usan el aloe de forma tópica, como un remedio para afecciones de la piel que incluyen quemaduras, quemaduras de sol, quemaduras por frío y herpes labial.Algunas personas usan también el gel de aloe para ayudar a cicatrizar más rápido las escaras y las heridas después de una cirugía. Hay evidencia científica que apoya estos usos. 

Algunas personas toman el látex de aloe por vía oral, generalmente para el estreñimiento.
Tiene propiedades calmantes, reparadoras y astringentes (en contra de la creencia que existe de que es hidratante), y un gran poder de penetración.

Advertencias: 

No tome aloe por vía oral si está embarazada en periodo de lactancia.
No usar durante la menstruación.
No utilizar en heridas abiertas y siempre sobre piel limpia.

Curiosidades:

El aloe ha sido usado desde el origen de la humanidad hasta nuestros días.

El aloe que se menciona en la Biblia es una madera fragante que se usa como incienso y no tiene relación con esta planta. Es la Aquilaria agallocha, llamado algunas veces “palo de águila”, que en la actualidad se encuentra principalmente en la India y otras regiones circundantes. Es un árbol grande y frondoso, que puede alcanzar los 30 m.

En el siglo I d.C Dioscórides lo describió intensamente en su herbario griego por sus virtudes medicinales y cosméticas.

Alejandro Magno conquistó la isla Socotora en el Sur de Arabia, porque en ella había gran cantidad de aloes que servirían para la curación de heridas y enfermedades de sus soldados durante las campañas. 

Los chinos fueron los primeros en usar el aloe.

En el antiguo Egipto era comúnmente utilizado.

Cleopatra usaba diariamente el aloe vera como ingrediente esencial en sus cuidados diarios. 

Documentos históricos de los romanos, griegos, hindúes, árabes y otros pueblos de climas cálidos, comentaron sus virtudes medicinales y cosméticas. 

Los españoles trasladaron el Aloe vera al continente americano. 

En España, a lo largo de la Ribera del Mediterráneo, el Aloe vera fue un elemento esencial en la medicina popular, hasta que el empleo generalizado de la farmacopea moderna lo relegó al olvido junto a la mayoría de las plantas medicinales. 

Las quemaduras causadas en las poblaciones de Hiroshima y Nagasaki por las explosiones atómicas, se curaron más rápidamente con el Aloe y en muchos casos sin dejar señales ni cicatrices. 

Se cree que trae buena suerte, y es muy utilizada en los rituales chamánicos por su gran poder energético y porque purifica el alma.








No hay comentarios:

Publicar un comentario